La técnica

El esmaltado al fuego sobre metales se refiere a la aplicación de un esmalte, (cristal compuesto de materias vitrificables o fusibles), sobre un cuerpo metálico. Este proceso se efectúa de diferentes maneras, ya que el esmalte se puede aplicar por vía seca, vía húmeda o por aspersión.

Una vez aplicado, el objeto esmaltado se introduce en un horno durante varios minutos a una temperatura que ronda los 750 ºC y los 950 ºC.

Los metales susceptibles de ser esmaltados son el oro, la plata, el cobre, el hierro, el acero inoxidable y algunos latones y alpacas, aunque en nuestro caso particular, sólo utilizamos el cobre como materia prima. Cada metal tiene sus propios esmaltes específicos.

A continuación, vamos a explicar cómo sería la elaboración de un anillo.

DESCRIPCIÓN DEL PROCESO

Una vez trazado el diseño de la pieza en un papel, se dibuja la forma de la pieza sobre la lámina de cobre y se recorta. Si la lo que vamos a realizar son unos pendientes o cualquier otra pieza que lo requiera, ésta se taladrará con un punzón. A continuación se le da forma con un martillo de cabeza de goma (proceso que se conoce como batido del metal).

El siguiente paso es tratar la pieza de cobre con ácido y, tras unos minutos, lavarla con jabón para eliminar cualquier resto de grasa que pueda tener, ya que ésta podría hacer que el esmalte no se adhiera a la pieza convenientemente. Con cuidado de no tocarla para no transferirle la grasa de los dedos, se seca y se procede a aplicarle el contraesmalte y el fundente de cobre. En la cara cóncava aplicamos pegamento suave y espolvoreamos el contraesmalte. Por el lado convexo coloco el fundente en húmedo .Una vez que el fundente está totalmente seco, introducimos la pieza en el horno a unos 800 ºC durante unos minutos.

En esta técnica, la vista y la experiencia son indispensables. Durante el tiempo que la pieza está en el horno, deberemos observar la apariencia del esmalte la cual nos dirá cuándo está listo y debemos sacar la pieza.

Éste es un paso indispensable y común a cualquier pieza que queramos elaborar. A partir de aquí dependerá de la técnica y diseño del anillo, collar, o cualquier otra pieza que vayamos a realizar. En este caso, el anillo que hemos elegido llevará un diseño con cloisonné de cobre y dos colores.

El cloisonné es la técnica por la cual, mediante un hilo de cobre o plata, se traza el diseño y adhiere sobre la placa base. Se crean así compartimentos que se irán rellenando con diferentes colores.

Lo primero es moldear el alambre y darle la forma deseada. Para ello se dibuja la forma en un papel y sobre él se moldea con los alicates adecuados. En el caso del cloisonné de cobre también es necesario someterlo al proceso de limpieza descrito anteriormente. A continuación se coloca el cloisonné sobre la pieza y se introduce en el horno para se adhiera a la superficie. Si el cloisonné es de cobre, éste debe ser limpiado después de cada cocción pues el óxido formado sobre él se desprenderá y manchará el esmalte que apliquemos junto a él, no existiendo este problema con la plata ya que no se oxida, aunque tiene otro tipo de limitaciones.

En cuanto a los esmaltes, éstos deben ser limpiados antes de usarse, ya que contienen impurezas que aparecerán una vez se cueza la pieza. Para ello, hay que moler el esmalte y lavarlo cambiando el agua tantas veces como sea necesario y el agua quede totalmente transparente.

Existen tres tipos de esmaltes: opacos, transparentes y ópalos. Los primeros no dejan pasar la luz. Los segundos se asemejan más al cristal y permiten el paso de luz. Y los terceros tienen una apariencia lechosa, no dejando pasar la luz al igual que ocurre con los esmaltes opacos.

Para aplicar los colores se utiliza una pequeña espátula con la que vamos extendiendo el esmalte poco a poco sobre la pieza, rellenando los huecos que forma el cloisonné, dando pequeños golpecitos para evitar la formación de burbujas de aire que aparecerán más tarde cuando se cueza la pieza. A continuación, se deja secar el esmalte, pues si contiene humedad cuando se introduce en el horno, es probable que aparezcan burbujas. El hecho de secar el esmalte después de cada aplicación alarga el tiempo de elaboración de la pieza, sobre todo teniendo en cuenta que normalmente habrá que dar tres o cuatro capas de esmalte, con sus correspondientes cocciones.

Como ya he dicho anteriormente, el tiempo de cocción no es fijo, así como la temperatura, ya que dependerá del esmalte en cuestión, pues cada uno tiene una temperatura óptima. Debido a ello es aconsejable utilizar colores en una misma pieza que tengan temperaturas y tiempos de cocción similares. Para saber cuándo sacar la pieza, se utiliza la observación directa, abriendo un poco la puerta del horno. Una vez lista, la sacamos y dejamos enfriar poco a poco.

El siguiente paso es limpiar el cloisonné y volver a aplicar una nueva capa de esmalte. Estos dos pasos se realizan tantas veces como sea necesario hasta que la pieza que va a formar parte de nuestro anillo quede perfecta.

Finalmente, se monta la pieza según si se trata de un collar, un anillo, un broche o cualquier otro tipo de complemento con las fornituras y herramientas adecuadas. En este caso, procedemos a pegar nuestra placa sobre un anillo de plata con un pegamento especial, muy fuerte, que impedirá que ésta se despegue de la base. Y …voilà!

Y así es como hacemos todas y cada una de nuestras piezas: con pulso y delicadeza. Cada una es distinta de la otra; pequeñas diferencias debido a la elaboración totalmente artesanal. Cada par de pendientes, collar o anillo sólo lo llevas tú.

VÍDEOS

En este caso es un encargo de regalos para invitados de boda diseñados por los novios. Los regalitos llevaban el dibujo de un puente en plata, símbolo de la ciudad. En los vídeos estamos terminano los conjuntos de colgante y pendientes para mujeres.

Vídeo I

Vídeo II

Visita también “Un día en el taller de Andreya”


Regalos originales Regalos originales para eventos y bodas. Detalles para invitados y niños. Complementos para ponerte guap@.
¿Te ha gustado La técnica? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: